Planes de incentivos

Los planes de incentivos permiten motivar a los trabajadores de una empresa como forma de mejorar su productividad y se implementan en forma de premios al esfuerzo, beneficios familiares, viajes o practicas motivacionales. Deben elegirse y estructurarse en base a las características de las tareas que desempeña cada grupo de trabajo dentro de las diferentes áreas de la organización.

Planes de incentivos por productividad

Los planes de incentivos por productividad son adecuados para motivar a los trabajadores que tienen en sus manos la posibilidad de mejorar cuantitativamente la producción, como en el caso de la fuerza de ventas.

Planes de incentivos de mejora de la calidad

planes de incentivosLos planes de incentivos que buscan mejorar la producción de forma cualitativa, es decir, mejorar la calidad del producto o la atención al cliente deben estructurarse de forma de brindar beneficios al trabajador sin considerar su celeridad. Por lo general, los planes de incentivos para empresa que intentan mejorar el producto se brindan como mejoras salariales, premios y bonos y los planes de incentivos que buscan mejorar la atención al cliente se ofrecen en forma de beneficios recreativos y actividades motivacionales que capaciten al empleado.

Cómo estructurar los planes de incentivos

Teniendo en cuenta las características de la tarea que desarrollan los trabajadores, los planes de incentivos dirigidos a mejorar la productividad de modo cuantitativo se deben estructurar:

  • Relacionando directamente el aumento de la productividad o la mejora de la calidad con el beneficio.
  • Comunicándolo a los trabajadores de forma clara, aludiendo directamente a lo que se espera de ellos y a los beneficios que pueden acceder según el grado de compromiso y esfuerzo que dediquen a la tarea.
  • Estableciendo metas justas, atractivas y accesibles para el trabajador.

Los planes de incentivos dirigidos a mejorar la productividad de modo cualitativo se deben estructurar:

  • Atendiendo a la satisfacción del empleado, su recreación, su crecimiento personal y profesional.
  • Buscando la excelencia en el desempeño y el esfuerzo en horas de trabajo y no en la celeridad de su cumplimiento.
  • Intentando generar un clima organizacional óptimo donde se le brinde al cliente un servicio inmejorable.

En todos los casos, los planes de incentivos de trabajadores se deben ajustar a los objetivos de la compañía y dirigirse en base a los requerimientos del tipo de producto o servicio que brinde, las características de la empresa y el mercado donde se desarrolla el negocio. Cada empresa es diferente y deberá implementar programas de incentivos a su medida, planificados y dirigidos por un profesional o equipo de profesionales que además midan los resultados y hagan un seguimiento de los planes de incentivos.